fbpx
Rebranding: aspectos a tener en cuenta

Rebranding: aspectos a tener en cuenta

Darle vida a una marca desde sus inicios es siempre un gran reto. Se empieza con una base simple y se va construyendo poco a poco haciéndose cada vez más compleja. Por supuesto, dentro de esta complejidad se incluyen aspectos como la imagen de la marca, el posicionamiento, el tono en que comunica o la apariencia (entre muchos otros). Pero no es tan sencillo como definirlo y ¡ya estaría! No, esto no suele funcionar así. De ahí que existan muchos profesionales especializados solamente en la creación de marcas y su desarrollo. Y es que, la creación de una marca depende mucho del consumidor.

Ten en cuenta siempre a tu cliente

Hoy en día, las marcas se construyen teniendo en cuenta la experiencia de tu cliente principalmente. Desde que compran tu producto o servicio, hasta que obtienen el servicio postventa.

Cuando lanzamos nuestra marca, iniciamos un periodo de prueba, realizando diferentes acciones para fortalecerla, comunicarla y mostrar los valores que tiene. Todas estas acciones forman una reputación ya establecida que se va asentando en el tiempo y que, cuando hacemos rebranding, buscamos reposicionar. Por tanto, debemos estudiar de forma consciente a nuestro cliente para saber cómo hacer ese reposicionamiento y que le sea fácil digerir y comprender los cambios.

La adaptación es fundamental

Adaptarse o morir. De eso se trata. Las nuevas formas en las que los consumidores ven a las marcas ha cambiado. Ahora el consumidor se sitúa en el centro y es la marca la que debe centrar sus esfuerzos en permanecer en la mente del consumidor durante mucho tiempo. Este cambio puede resultar difícil y ser un proceso con muchas modificaciones, donde se corre el riesgo de no acertar. Las dificultades suelen estar en dos puntos clave: el rediseño de la identidad visual y la renovación de la comunicación que realiza la marca.

Al final, siempre hay que tomar decisiones para avanzar y el miedo a equivocarse siempre está presente. Este miedo se puede ver desde muchas facetas, pero la principal suele ser una: la reacción que van a tener los consumidores. Y si no lo creéis, a continuación os comentamos varios ejemplos:

  • El primero de ellos, es el Fútbol Club Barcelona, que rediseñó su escudo (logotipo) por otro más moderno y minimalista y tuvieron que volver al anterior debido a la presión social de sus aficionados.
  • Otro ejemplo es el de la marca de ropa GAP. Rediseñaron su marca utilizando una tipografía muy usada como es la Helvética. Su intención era crear algo único y lo que consiguieron fue todo lo contrario. Después de una semana, volvieron a su logo tradicional con una pérdida estimada de 100 mill de $ perdidos en rebranding (¡ahí es nada!).
rebranding covershot

Pero en cuestión de branding (y rebranding) no solo podemos quedarnos en lo «visual», también afecta en otros aspectos. Por ejemplo, la importancia del logo va más allá solo de las opiniones de los consumidores ya que, puede afectar significativamente a las ventas.

Cuando hacer Rebranding de tu marca

El rebranding puede tener muchas motivaciones para llevarlo a cabo. En este caso, hay muchas situaciones en las que es necesario hacer uno. Aquí tienes una pequeña lista:

  • Tus clientes no perciben el valor de tus productos/servicios.
  • Los clientes no reconocen tu marca.
  • Diferenciarte de tu competencia más directa.
  • Tus clientes ya no te consideran relevante.
  • Tu marca ha evolucionado y necesitas un lavado de imagen (identidad visual, logo…).
  • Cambiar la imagen negativa que se ha asociado a tu marca.
  • Los clientes no te perciben de la forma correcta.

Hay otras situaciones que llevan a las empresas a hacer un rebranding de marca, aunque las que hemos comentado suelen ser las más comunes.

En definitiva, si quieres darle un nuevo aire a tu marca, realiza un análisis previo y ten muy claro lo que quieres como organización y lo que quieren tus clientes. Con eso, tendrás mucho camino recorrido.

Deja un comentario

Cerrar menú